martes, 27 de diciembre de 2016

TIRAMISÚ SIN GLUTEN

¡Hola Aventureros!

¿Ya os habéis recuperado del primer asalto de las Navidades? ¿Preparados para despedir el año?

Yo pongo mi granito de arena para que la última noche del año sea muy dulce, hoy os cuento mi receta de TIRAMISÚ SIN GLUTEN
Os adelanto que es una receta un poco más laboriosa de las que suelo compartir con vosotros (pero muy sencilla), así que animaros porque será un éxito asegurado.



INGREDIENTES

- Bizcochos de soletilla, necesitaremos aproximadamente unos 50 bizcochos. (PINCHA AQUÍ).
- 300 ml de café.
- Licor (yo utilizo ron).
- 725 gramos de mascarpone.
- 7 huevos.
- 150 gramos de azúcar.
- Cacao en polvo.
- Una pizca de sal.


ELABORACIÓN

1. Preparamos el café, no importa si tiene un sabor un poco intenso. Una vez que tengamos el café, dejamos que se enfríe y añadimos el licor. Yo utilizo ron y suelo añadir menos de la mitad de una copa (de las de licor). Lo movemos bien para que se mezcle y reservamos.



2. Separamos las claras de las yemas en recipientes distintos. Metemos las claras en la nevera hasta que las vayamos a utilizar.



3. En el recipiente donde hemos echado las yemas añadimos el azúcar y lo batimos bien hasta que obtenemos una masa homogénea y anaranjada. Tiene que tener una textura de crema (tened paciencia porque os llevará un rato).




4. Una vez que tengamos bien mezcladas las yemas con el azúcar, incorporamos el mascarpone y volvemos a mezclar bien hasta que sea una mezcla homogénea. A continuación, lo metemos en la nevera.

                 

5. Es la hora de las claras, echamos en el recipiente una pizca de sal y las montamos hasta lograr que estén a punto de nieve.

6. Una vez que tengamos montadas las claras las añadimos al recipiente con la mezcla de las yemas, azúcar y mascarpone. Lo mezclamos con movimientos circulares y envolventes, hasta lograr una masa uniforme.

                                     

7. Es el momento de montar finalmente el tiramisú. Preparamos la bandeja o molde donde vayamos a montarlos. Vamos cogiendo uno a uno los bizcochos de soletilla y después de mojarlos en la mezcla de café y ron (con cuidado para que no se rompan), vamos cubriendo la base de la bandeja.




8. Cuando tengamos toda la base cubierta con los bizcochos, echamos por encima la mitad del bol con la mezcla que hemos preparado anteriormente. Con ayuda de un colador espolvoreamos un poco de cacao por encima.

 


                                


9. Y repetimos de nuevo el proceso, una nueva base de bizcochos y, a continuación, el resto de la mezcla. Para terminar, volvemos a espolvorear el cacao y metemos el tiramisú en la nevera.




10. Es aconsejable que preparéis el tiramisú un día antes para que el bizcocho se empape bien y la mezcla sea más consistente. Y...¡LISTO PARA COMER!



Espero que os haya gustado la receta y que la pongáis en práctica, pero sobre todo, que disfrutéis de esta tarta con vuestra familia porque la Navidad es eso, ser feliz en familia.

¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!


¡Esto ha sido todo por hoy Aventureros! Si necesitáis más información o tenéis alguna consulta, no dudéis en poneros en contacto conmigo, bien a través de aventuras.singluten@gmail.com, o bien, por las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram).

Si queréis ser los primeros en leer todos los posts o no os queréis perder nada,  suscribiros a "Aventuras Sin Gluten".

Hasta pronto,

SUSANA

lunes, 26 de diciembre de 2016

BIZCOCHOS DE SOLETILLA SIN GLUTEN

¡Hola Aventureros!

Preparar bizcochos de soletilla en casa  es muy sencillo. Son un ingrediente esencial para hacer un rico tiramisú casero (PINCHA AQUÍ), pero también pueden ser un complemento perfecto para acompañar a un vaso de chocolate o café en el desayuno o la merienda.



INGREDIENTES

- 4 huevos
- 100 gramos de azúcar
- 130 gramos de harina (Mix B de Schär)
- Una pizca de sal.


*Con estas cantidades salen unos 20-25 bizcochos de soletilla*

ELABORACIÓN

1. Lo primero precalentamos el horno a 180º.

2. Separamos las claras y las yemas y las colocamos en recipientes separados. 

3. En el recipiente de las claras añadimos una pizca de sal y montamos al punto de nieve. Después, incorporamos el azúcar y batimos hasta obtener una masa homogénea. 

4. Batimos las yemas y las incorporamos en el recipiente con las claras y el azúcar. 



5. Añadimos la harina tamizándola, para evitar los grumos, lo haremos con un colador. Cuando hayamos incorporado toda la harina volvemos batir hasta que la masa sea homogénea. 




6. Vertemos la masa en una manga pastelera (con boquilla redonda) y sobre una lámina de papel vegetal vamos haciendo los bizcochos. (Podéis poner un poco de azúcar glass por encima).




7. Lo metemos al horno, durante unos 15 minutos. Y una vez fríos estarán...¡LISTOS PARA COMER!



¡Esto ha sido todo por hoy Aventureros! Si necesitáis más información o tenéis alguna consulta, no dudéis en poneros en contacto conmigo, bien a través de aventuras.singluten@gmail.com, o bien, por las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram).

Si queréis ser los primeros en leer todos los posts o no os queréis perder nada,  suscribiros a "Aventuras Sin Gluten".

Hasta pronto,

SUSANA

martes, 20 de diciembre de 2016

RECETAS SALADAS CON HOJALDRE

¡Hola Aventureros!

"La cocina hace hogar", hace unos días escuché esta frase y no puedo estar más de acuerdo, en muchas familias (entre ellas la mía) la cocina es el centro neurálgico de la casa. 
Es verdad que preparar un buen plato hace que toda la familia se siente a la mesa, que riamos, hablemos y en definitiva, disfrutemos juntos. Pero a veces es demasiado el tiempo que invertimos en cocinar y perdemos la oportunidad de aprovechar al máximo el tiempo en familia. 

Hoy os propongo una serie de recetas saladas donde todas tienen en común el hojaldre, son sencillas y rápidas de elaborar, incluso podemos contar con la ayuda de los más peques de la casa. Para que lo único que importe estos días sean los ratos en familia y no en la cocina. 


Como os decía, el ingrediente principal de todas las recetas será el hojaldre. En las fotografías podéis ver dos marcas distintas, yo he utilizado ambas y sin lugar a dudas me quedo con la masa de hojaldre de Mercadona (derecha). Para mía se ha convertido en un básico en la cocina. 

*TRUCO*: para obtener un mejor resultado con la masa de hojaldre os aconsejo que antes de preparar la receta la amaséis bien con un rodillo, los resultados son muchísimo mejores (el truco no es mio, me lo dio una persona en Instagram pero no recuerdo su nombre, aún así, muchas gracias porque tenías razón)


                           

- SALADITOS (MINI NAPOLITANAS): para prepararlos sólo tenéis que colocar sobre la masa el relleno que hayas elegido (en este caso he optado por jamón y queso). A continuación, lo enrollamos y aplastamos un poco para que el rollo se aplane.
Después, con un cuchillo cortamos al tamaño deseado, si lo hacéis como en la foto conseguiréis saladitos, si los hacéis más grandes se convertirán en napolitas.
Una vez que tenéis toda la masa cortada los pintáis con un huevo batido y podéis añadir algún tipo de semillas por encima, yo lo hago con semillas de chía.
Metemos los saladitos en el horno (a 180º) durante unos 20 minutos (depende de cada horno, hasta que notéis que están lo suficientemente dorados).

                             


- CROISSANT: una vez que hemos amasado la base con ayuda de un corta pizzas (también podéis utilizar un cuchillo) cortamos la masa en triángulos, después hacemos un pequeño corte en los extremos, colocamos el relleno.
A continuación, damos forma a la masa como en el vídeo, volvemos a pintar bien con un huevo batido y al horno (igual que el anterior).


                 video
                                          


- EMPANADA: esta receta, al igual que las anteriores, es muy sencilla. En un bol preparáis el relleno que más os guste para la empanada. Mi favorito es: atún, tomate, cebolla y un par de huevos cocidos.
Una vez que el relleno esté listo lo colocamos en la mitad de la masa y cubrimos con la otra mitad, doblamos hacía arriba la masa que sobre y con ayuda de un tenedor lo sellamos.
Después la pintamos con huevo y al horno. 
Si en vez hacer una empanada grande queréis hacer mini empanadillas cortaríamos la masa en pequeños círculos (con ayuda de un molde) y haríamos el mismo proceso. 

                


- TRENZA: estéticamente es la receta más bonita, pero no por eso su dificultad aumenta.
Después de amasar el hojaldre, con ayuda de un corta pizzas marcamos (muy suave) un rectángulo en el centro (donde irá el relleno) y hacemos cortes en los extremos (como podéis observar en la fotografía).
Una vez que tengamos la masa lista incorporamos el relleno (yo he optado por queso y bacon) y para terminar, trenzamos.
Empezamos por un extremo, lo doblamos hacia dentro y empezamos a cruzar las tiras. Al llegar a la última volvemos a doblar el extremo hacia dentro y después hacemos el último cruce.
Pintamos bien con huevo y al horno. 
     

                                                       

Como veis son recetas muy sencillas y rápidas de preparar, además tienen multitud de variantes ya que los rellenos pueden ser muchos (salmón, pollo, verdura, chorizo, carne picada, sobrasada, etc).
¿Con cuál vais a empezar?

¡Esto ha sido todo por hoy Aventureros! Si necesitáis más información o tenéis alguna consulta, no dudéis en poneros en contacto conmigo, bien a través de aventuras.singluten@gmail.com, o bien, por las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram).

Si queréis ser los primeros en leer todos los posts o no os queréis perder nada,  suscribiros a "Aventuras Sin Gluten".

Hasta pronto,

SUSANA

martes, 13 de diciembre de 2016

LOGROÑO SIN GLUTEN

¡Hola Aventureros!

¿Cuántos de vosotros habéis soñado alguna vez con un lugar en el que ser celiaco no suponga ningún obstáculo para comer? ¿Un lugar que tenga tantas opciones que no sepas cuál elegir? Ya podemos dejar de soñar porque he encontrado ese lugar, he encontrado el “Paraíso Sin Gluten” y está en LOGROÑO.



No exagero al decir que Logroño es un lugar donde ser celiaco no supone absolutamente ningún obstáculo para comer y que ofrece tantas opciones que cuesta elegir. Aún sigo sorprendida de la manera en la que tantos bares/restaurantes han sabido adaptarse a nuestras necesidades ofreciéndonos prácticamente las mismas opciones, al mismo precio y todas riquísimas. 

Aprovechando el puente de diciembre decidimos hacer una escapada de dos días a La Rioja. Nos alojamos en el HOTEL MURRIETA, en Logroño, a menos de cinco minutos andando de la calle Laurel (para mí, el “Paraíso Sin Gluten”).

Antes de reservar, como siempre, nos aseguramos de que ofrecieran desayunos sin gluten. El desayuno que ofrecen podéis verlo en la foto, dos bollitos dulces de la marca Beiker y dos magdalenas; cuentan, también, con un bufet libre (aunque para nosotros sólo es apta la fruta, yogures y poco más).


No podíamos ir a LA RIOJA y no visitar alguna de sus innumerables bodegas, nosotros nos decantamos por:

- BODEGAS MARQUÉS DE RISCAL (en la localidad de Elciego). Hicimos una visita guiada por sus instalaciones, nos explicaron cómo elaboran el vino y pudimos ver de cerca el singular hotel del que disponen. 
               

- BODEGAS FRANCO ESPAÑOLAS (en Logroño). Al igual que con la anterior, hicimos una visita guiada y al finalizar asistimos a una cata de vino, en la que nos enseñaros cómo catar el vino y algún que otro truco. 
                   

Y ahora llega lo que estabais esperando, la comida jajaja. Durante los dos días que duró el viaje comimos y cenamos siempre en la zona de la calle Laurel. Es muy típico ir de un local a otro pidiendo un vino y un pincho.
Juzgad por vosotros mismos las fotografías y veréis que no exageraba al decir que esto es el “Paraíso Sin Gluten”.

UBICADOS EN LA TRAVESÍA LAUREL:

- BAR BLANCO Y NEGRO: tienen bastante variedad de bocatitas, nosotros pedimos una de sus especialidades: "Matrimonio" (pimientos, boquerón y anchoa) y uno de jamón y pimientos.  

                             

- BAR PATA NEGRA: al igual que el anterior su especialidad son los bocatitas, de su carta puedes pedir el que quieras y ellos lo adaptan. Para mí, ofrecen el mejor pan, el único inconveniente es que es de los pocos bares que te cobran un poco más por él. 
Pedimos uno de salmón ahumado con queso azul, jamón con tomate y anchoa y un completo (jamón, tomate y queso). 
                            

- BAR SORIANO: están especializados en este pincho: champiñón a la plancha. Está buenísimo, tanto que repetimos varias veces. 
                                                      

- BAR LA UNIVERSIDAD- LA PULPERÍA: además de pulpo también ofrecen lacón sin gluten. 
                                                     

- BAR LORENZO: especializados en los pinchos murunos, lo malo es que no disponen de pan sin gluten. 
                                                         


UBICADOS EN LA CALLE LAUREL:

- BAR JUBERA: están especializados en las patatas bravas, además, cuentan con pan sin gluten que junto con un buen vino forman una combinación perfecta. 
                                

- BAR DONOSTI: pedimos una de sus especialidades, tosta de boletus con jamón y solomillo al roquefort. 
                                

- BAR JUAN Y PINCHAME: su especialidad es la brocheta de langostino y piña a la plancha, nunca se me habría ocurrido esta combinación, pero está buenísima. 
                                                       

- TABERNA TÍO BLAS: posiblemente uno de nuestros sitios favoritos, el personal es majísimo (aunque nos quedó pendiente un dúo jajaja) y la comida está riquísima. Como podéis ver pedimos: una cazuela de patatas con huevo y pimientos, huevo con picadillo de chorizo, callos y brocheta de pollo.
                                 
                                 


UBICADOS EN LA CALE SAN AGUSTÍN:

- TABERNA DE BACO: prácticamente toda su carta es sin gluten, nosotros pedimos: calabacín rebozado con bacon y queso y tabernícola (jamón asado con alioli suave pimentón de La Vera y aberquina riojana)
                               


- BAR DE PERDIDOS AL RÍO: secreto a la plancha con miel.
                                                    


- RESTAURANTE BOCOCA: (calle Bretón de los Herreros), especializados en hamburguesas, Cuentan con una gran variedad y prácticamente todas son sin gluten. Nosotros probamos la Bococa (bacon crujiente, mayonesa, huevo frito, queso Cheddar, tomate natural, lechuga y salsa barbacoa). Estaba buena, pero cobran un plus por servir pan sin gluten.

                                                   










Logroño es, para mí, uno de los mejores viajes que he hecho hasta el momento. Cuando te diagnostican la celiaquía siendo adulto hay cosas a las que estás acostumbrado que ya no puedes hacer, o al menos, no de la misma manera.
A mí me encanta salir de tapas, pero desde que me diagnosticaron no es tan fácil encontrar lugares que las ofrezcan sin gluten.

Logroño me ha hecho sentir que todo es posible, que es posible salir a comer fuera y no sólo hacerlo de tapas sino que haya tantas opciones que no tengas ni que repetir.
Espero que algún día esto pueda ser la regla general y no la excepción.

¡Esto ha sido todo por hoy Aventureros! Si necesitáis más información o tenéis alguna consulta, no dudéis en poneros en contacto conmigo, bien a través de aventuras.singluten@gmail.com, o bien, por las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram).

Si queréis ser los primeros en leer todos los posts o no os queréis perder nada,  suscribiros a "Aventuras Sin Gluten".

Hasta pronto,

SUSANA