miércoles, 28 de septiembre de 2016

GINOS. NUEVA CARTA SIN GLUTEN

¡Hola Aventureros!

¿Qué tal lleváis la semana? Ya estamos en el ecuador de la semana y tenemos el fin de semana a un suspiro de nosotros (aplaudo hasta con las orejas). A todos nos gusta aprovechar el fin de semana para salir y desconectar, por si aún no habéis hecho planes, os traigo una propuesta que os va a encantar.

El jueves pasado tuve la suerte de asistir junto con otros bloggers a la degustación de la nueva y renovada carta sin gluten de Ginos (pincha aquí).

Ginos es una cadena de restaurantes que pertenece al Grupo Vips (pincha aquí para ver el post sobre la nuevacarta de Vips), son pioneros en ofrecer a sus clientes una carta sin gluten desde el año 2013. Desde ese momento no han parado de trabajar para mejorar la oferta sin gluten a través de la formación de su personal, mejorando los protocolos de actuación y, por supuesto, mediante la inversión.

Son conscientes de la importancia que tienen sus clientes en todo este proceso por ello cuentan con unas redes sociales muy activas y eficientes, así como el Club Vips, para dirigir cualquier sugerencia o queja.

Sus bases fundamentales a la hora de progresar son, en primer lugar, utilizar la mayor cantidad de productos frescos que contribuyan a una dieta saludable y, en segundo lugar, que los celiacos no tengamos que pagar más por los platos sin gluten (esto siempre es algo de agradecer, ya que suficiente pagamos por otros productos).

Durante la degustación pudimos probar los nuevos platos y los que han renovado, mientras que nos explicaban los procesos y el trabajo que han realizado hasta obtener ese resultado.

FONDUTA DI FORMAGGI Y PANE CON AGLIO: por fin podemos disfrutar de su fondue de queso acompañado de pan con mantequilla de ajo y un toque de perejil.

El pan, como os podéis imaginar, ha sido uno de los productos que más trabajo ha requerido, pero el resultado no puede ser mejor. No quiero ser exagerada pero está buenísimo, la corteza es crujiente y la miga (en parte gracias a la mantequilla) es esponjosa, una combinación deliciosa. Si tenéis ocasión no dudéis en probarlo, no os arrepentiréis (palabra de una amante del pan).



SPAGHETTI: han tenido muchos problemas hasta encontrar una pasta sin gluten que se asemeje a la pasta que sirven para los no celiacos. La pasta que sirven ahora es completamente distinta a la anterior, la elaboran ellos con maíz, mijo y arroz. Y no tengáis miedo por si al pedir pasta os quedareis con hambre porque cada plato lleva unos 220 gramos de pasta.
Cuentan con dos platos distintos:

PANNA E PROSCIUTTO:
con crema, jamón york y un toque de perejil
.
(Similar a la pasta a la carbonara)
- BOLOGNESE: (mi favorita por excelencia)
con salsa boloñesa y un toque de perejil. Actualmente es la única
opción sin lactosa de la carta

PIZZAS: de nuevo, los mayores problemas los encontraron para elaborar una masa más fina y crujiente. El único problema que sigue existiendo es que tiene un tamaño mucho menor que las pizzas de la carta con gluten (siguen trabajando en ello, pero será difícil lograr el mismo tamaño por problemas de espacio en las cocinas).

  

- PROSCIUTTO: tomate, mozzarella y jamón york.
     
                                                                  
- PIEMONTESE: tomate, mozzarella, bacon, cebolla caramelizada y un toque de orégano. Creo que hubiera sido capaz de comerme tres pizzas, la combinación de sabores es increíble, sin duda la próxima vez que vaya ya sé lo que pediré.
       
POSTRES: no sé para vosotros, pero para mí, una cena perfecta es aquella que termina con un buen postre para compartir y Ginos nos brinda esa oportunidad a través de dos opciones.
Aunque hay una pega, sobre todo para gente a la que tanto le gustaban los profiteroles (como mi hermana) y es que han desaparecido de la carta. 




- TIRAMISÚ GELATO: tarta helada de queso mascarpone con bizcocho bañado en café y licor, cacao en polvo y espolvoreado con azúcar glas. Me gusta muchísimo el tiramisú, pero no sé si termina de convencerme que sea en formato helado, creo que tengo que probarlo otra vez más.









- CIOCCOLATISSIMO: es un bizcocho relleno de chocolate caliente, acompañado de una bola de helado de vainilla y espolvoreado con azúcar glas. Sin duda no es un postre apto pata gente que no le guste demasiado el chocolate, porque es todo chocolate.







Ahora que hemos hecho un repaso de toda la carta y habéis visto las fotos… ¿quién no tiene ganas de ir a probarlo todo?

Durante la degustación también nos contaron que siguen trabajando para poder introducir platos aptos para otras intolerancias, como la lactosa, aunque aquí chocan con el problema del queso. Aun así no descartan ir abriendo su carta a más intolerancias. También están trabajando en elaborar un menú diario, el problema es el alto coste que supone para ellos (al querer venderlo a un precio razonable), pero es una tarea que tienen en la lista de pendientes.

Además, desde el 27 de septiembre van a introducir un MENÚ INFANTIL, para que los peques también puedan disfrutar al  máximo. Constará de un plato principal (pizza prosciutto o spaguetti bolognese, ambos del mismo tamaño que los platos de la carta adulta), postre (fruta, zumo de naranja, vaso de leche, batido de chocolate o helado de vainilla) y la bebida.
Y, otra buena noticia, en este caso para adultos, es que en breve van a sustituir la cerveza Ambar por la de Mahou (mi cerveza favorita de todas las que he probado), aún así la 0,0 seguirá siendo de Ambar. 

Algo coincidimos todos los bloggers fue en preguntarles el motivo por el que los platos sin gluten tardaban tanto (en algunas ocasiones hasta 40 minutos). Nos contaron que los platos no los preparan en cada restaurante sino que por motivos de espacio los reciben semielaborados y el trabajo que hacen en el restaurante es de reelaboración.
Este proceso ha sido la solución a la falta de espacio en la cocina de los restaurantes y buscar siempre una garantía fiable de que ningún plato sufrirá la temida contaminación cruzada. Por esto no ofrecen ensaladas "aptas para celiacos", imaginaros recibir una ensalada semielaborada (y congelada) y tener que reelaborarla en cocina, no suena muy apetecible...
Por lo que de momento no creo que esos tiempos se reduzcan. 

Antes de despedirme quiero dar las gracias a Ginos y el equipo que organizó el evento por darme la oportunidad de asistir y aprender tantas cosas (y probarlas jajaja), así como al resto de bloggers porque pasamos una tarde estupenda.  

¡Esto ha sido todo por hoy Aventureros! Si necesitáis más información o tenéis alguna consulta, no dudéis en poneros en contacto conmigo, bien a través de aventuras.singluten@gmail.com, o bien, por las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram).

Si queréis ser los primeros en leer todos los posts o no os queréis perder nada,  suscribiros a "Aventuras Sin Gluten".

Hasta pronto,

SUSANA

martes, 20 de septiembre de 2016

MOJÁCAR, Hotel BEST INDALO (Almería)

¡Hola Aventureros!

Agosto ha terminado y con septiembre ya instalado en nuestras vidas toca dejar a un lado los días de piscina, las cenas en terrazas, los helados, los paseos por la playa y la buena vida. Con lo que ansiamos durante todo el año que llegue el verano y lo rápido que pasa.
Pero es hora de volver a la rutina eso si con las pilas cargadas después de haber podido descansar y desconectar, aunque solo hayan sido un par de días. Y por supuesto, ir planeando y contando los días para el próximo viaje o escapada (siempre actitud positiva jajaja).

La rutina también tiene sus cosas buenas, como por ejemplo, nuestro post de los martes, ya empezaba a echar de menos contaros mis peculiares aventuras y tengo mil ideas para esta nueva temporada que empieza hoy.

El primer post de septiembre no podía ser otro que el de mis vacaciones y así poner el broche definitivo a este verano, aunque ahora que parecen tan lejanas me da aún más morriña de verano…¡venga, empecemos!


A la hora de viajar, por regla general, me gusta hacer viajes de turismo en los que pueda estar todo el día de un lado al otro descubriendo todos los rincones de la ciudad o pueblo al que vaya. Pero este año mis vacaciones sólo eran de cuatro días y necesitaba desconectar de todo y no hacer absolutamente nada.

El lugar elegido fue Mojácar, llevaba tiempo con ganas de ir y encontré un hotel bastante asequible: BEST INDALO MOJÁCAR con la opción de todo incluido, para no tener ni siquiera que pensar dónde comer o cenar.
El hotel está ubicado muy cerca de la playa (de hecho solo hay que cruzar una calle para llegar). Las playas de Mojácar se suelen caracterizar porque son de piedra, pero en cambio la zona más próxima al hotel era de arena, cosa que mis pies agradecieron enormemente.

Al reservar el hotel les pregunté si disponían de comida sin gluten y me informaron de que no existía ningún problema ya que sus empleados estaban formados en la enfermedad celiaca y además del buffet contaban con productos como pizzas o pasta (entre otras opciones).

Tengo que reconocer que desde el primer momento el trato no pudo ser mejor, al llegar la primera vez al restaurante el maître ya estaba avisado de que iría una persona celiaca. Todos los días en cuanto me veían entrar por la puerta me hacían un tour por todo el buffet explicándome qué podía y no podía comer. Y siempre me recordaban que podía pedir en todo momento lo que me apeteciera sin ningún problema.

De ante mano tengo que decir que en ningún momento me puse mala ni comí nada que no debería. Pero he de reconocer que el empeño que intentaban demostrar en este caso, desgraciadamente, no era suficiente.
Es verdad que el personal estaba informado sobre la celiaquía pero no todos tenían el mismo nivel de conocimiento al respecto. Tampoco todos mostraban el mismo grado de intención a la hora de ayudarme.

Creo que es un hotel con posibilidades para ofrecer un buen servicio a un celiaco, pero necesitan mejorar, bastante.
Por ejemplo en el buffet (no era muy grande) había infinidad de platos o salsas que no podía comer por contener harina, en vez de utilizar o ligarlas con Maizena, como hacen ya muchos sitios.

El que hubiese tantos platos que no podía comer limitaba bastante mis opciones, lo me obligaba a pedir directamente todo a cocina (con la espera que eso supone). Para no esperar tanto me aconsejaban que durante el desayuno les informase de lo que quería comer después y durante la comida pensase que quería cenar por la noche. 


Todos los días para desayunar me preparaban la siguiente bandeja, la cual venia perfectamente envuelta en papel film y como podéis observar era bastante generosa. También disponían de leche de soja y sin lactosa. Al diagnosticarme la celiaquía para que mi intestino se recuperara primero estuve una temporada tomando productos sin lactosa, a día de hoy me he habituado a  esta leche porque noto que me sienta mejor, me alegro ver que la tenían.

 

En cuanto a la pasta, no estaba mala, pero no era la mejor que he comido. De hecho la primera vez que la pedí tuve que devolverla a cocina porque estaba literalmente cruda.



Y por último, el pan que tienen es el que podéis observar en la foto. Para mi gusto era demasiado seco, pero no estaba malo. Aunque mejoraba muchísimo cuando lo tostaban.




Quiero matizar que esto, como todo lo que incluyo en los post es una opinión completamente personal y por ende subjetiva. Quizá alguno habéis ido y os ha encantado o todo lo contrario. 


¡Esto ha sido todo por hoy Aventureros! Si necesitáis más información o tenéis alguna consulta, no dudéis en poneros en contacto conmigo, bien a través de aventuras.singluten@gmail.com, o bien, por las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram).

Si queréis ser los primeros en leer todos los posts o no os queréis perder nada,  suscribiros a "Aventuras Sin Gluten".

Hasta pronto,

SUSANA