martes, 31 de mayo de 2016

Día Nacional del Celiaco I: ¡NOS VAMOS DE CONCIERTO!

¡Hola Aventureros!

¡Qué fin de semana más intenso! Como todos sabéis, el viernes se celebraba el Día Nacional del Celiaco. ¡Nuestro día! Y estas cosas hay que celebrarlas como se merecen, os lo dice una persona que celebra como si se tratase de su cumpleaños el día que dejó a un lado el gluten.

Cada año que pasa la celiaquía tiene más visibilidad en la sociedad, existen más personas que conocen y que están concienciadas con nosotros, y, aunque aún queda mucho camino que recorrer, es una evidencia que no es lo mismo ser celiaco hace unos años, a serlo ahora. Y esto, es por supuesto, algo muy positivo y esperanzador. 
Gracias a esos avances, celebrar nuestro día cada año es mejor aún que el anterior, los establecimientos y grandes superficies nos ofrecen promociones, descuentos (que siempre se agradece ahorrarnos unos eurillos en productos con precios tan elevados); en algunos restaurantes nos ofrecen menús especiales…

Pero, también es un día para pedir, de nuevo, la comprensión de quién tienen en sus manos la posibilidad de bajar el IVA tan elevado al que tenemos que hacer frente por productos que se mire por donde se mire son de primera necesidad, o subvenciones (como sucede en otros países) para abordar  el elevado coste de los productos sin gluten. En definitiva, que se solidaricen con nuestra causa.
No me mal interpretéis, estoy completamente de acuerdo con esas peticiones, pero, creo que el Día Nacional del Celiaco, debe suponernos a todos, no sólo un motivo para pedir mejoras en nuestra situación sino también para ayudar a quiénes siendo celiacos no tienen los medios suficientes para acceder a productos que necesitan como tratamiento médico.


Hace unas semanas, me enteré que un grupo de personas habían decidido organizar un “Concierto Solidario Sin Gluten”. El objetivo era la recaudación de fondos para ayudar a aquellas familias que carecen de recursos económicos y además alguno de sus miembros es celiaco.
No diré que me gustó la idea porque me quedaría corta, me pareció la mejor forma de celebrar ese día, nuestro día. Supe que sí o sí, debía de ir.

El concierto se celebraba en la Sala Galileo (Madrid), a favor de Aaqua (Ayudar a Quien Ayuda) gracias al trabajo de “Soñando Sueños”.



Al entrar a la sala nos obsequiaron con algunos de los productos de los muchos sponsors, que también decidieron unirse a esta gran iniciativa.







En él, participaron muchos artistas que ayudaban a la vez que nos hacían disfrutar con su música.




De todos ellos, me gustó especialmente La Chica Metáfora. Nunca antes había tenido el placer de verla actuar, pero escuchar como recita sus poemas con el sólo complemento de una guitarra es mágico. Gracias por lograr erizarme la piel cada vez que subías al escenario, gracias.
Os recomiendo que si tenéis la oportunidad no dudéis en disfrutar de la experiencia que supone escucharla.



Fue una noche genial y como ya os he dicho, la mejor forma para celebrar nuestro día.

¡Esto ha sido todo por hoy Aventureros! Si necesitáis más información o tenéis alguna consulta, no dudéis en poneros en contacto conmigo, bien a través de aventuras.singluten@gmail.com, o bien, por las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram).

Si queréis ser los primeros en leer todos los posts o no os queréis perder nada,  suscribiros a "Aventuras Sin Gluten".

Hasta pronto,

SUSANA

martes, 24 de mayo de 2016

El Cenador del Capitán, Potes (Cantabria)

¡Hola Aventureros!

Después de la presentación de la semana pasada, hoy toca empezar de verdad con la aventura. Quiero contaros tantas cosas, hablaros de tantos lugares y restaurantes que me ha costado un poco decidir por dónde empezar.
Pero ¡lo tengo! Hoy inauguramos oficialmente la sección de “Restaurantes” y lo hacemos con “EL CENADOR DEL CAPITÁN”, en Potes, Cantabria.



Para los que nunca hayáis visitado esta zona, Potes es un pueblo muy turístico que forma parte de la comarca de Liébana, está rodeado por montañas y se encuentra dentro de los Picos de Europa.
La zona de Cantabria y Asturias, especialmente la primera, son muy importantes en mi vida, ya que prácticamente toda mi familia materna desciende de allí, y desde que tengo uso de razón he pasado todos los veranos entre montañas.



El restaurante se encuentra en el centro de Potes y al ver su entrada no puedes adivinar ni por un segundo lo que encontrarás en el interior.



A través de unas escaleras antiguas de madera se accede al comedor, el cual, desde el momento en el que entras, transmite paz y familiaridad. Su interior está adornado con todo tipo de instrumentos y objetos antiguos, y también  fotografías.

Entrada e interior del comedor

Vistas desde el restaurante

Unos días antes de ir llamamos para reservar e informar de que irían personas celiacas. Es algo que suelo hacer siempre, es una forma de sentirme más segura y de facilitar al personal del restaurante la posibilidad de tener el pan sin gluten preparado.
En este caso, casi no nos dio tiempo a sentarnos cuando ya tenían listo el pan sin gluten. No sé si a vosotros os pasa lo mismo, pero para mí estos gestos son los que marcan la diferencia y hacen que te sientas muy cómodo y mimado.

Como podéis apreciar el pan no llegó entero a la foto jajaja


Nunca había probado esta marca de pan, pero la verdad es que estaba buenísimo, no era demasiado compacto y encima… ¡Hasta crujía!

La carta (muy amplia) del Cenador del Capitán en su gran mayoría es sin gluten (salvo los platos que vayan rebozados y cosas parecidas).
Los que habéis visitado el norte ya sabéis que se caracteriza (generalmente) por comida tradicional, buena y en abundancia. A los que aún no habéis descubierto las maravillas del norte de España, ya tenéis un motivo más para hacerlo.

Entre sus especialidades destacan el lechazo “montañas de Liébana”, la carne de buey tudanco (especie autóctona de la zona) o el cocido lebaniego.
Aunque no fue fácil, finalmente optamos por el cocido, además el Cenador del Capitán ostentan el 1º Premio del Mejor Cocido Lebaniego de 2012. Y sinceramente, el premio se les queda corto, porque ¡madre mía que cocido!

El cocido lebaniego incluye:
- Sopa de cocido (con fideos), pero al no disponer de fideos sin gluten, el primer plato nos lo sustituyeron por una ensalada.


- Garbanzos con chorizo, tocino, repollo y costilla. (En la opción con gluten incluye también morcilla y relleno). Nos sirvieron además un bol con un poco de caldo. No diré que es el mejor cocido que he comido (porque el de mi abuela es insuperable jajaja) pero como os he dicho antes, se merece sin duda el premio que ostenta.



- Y de postre: canónigo, es un plato muy típico de la zona que consiste en un sufflé de merengue y caramelo con natillas. Nunca lo había probado pero está muy rico, sobre todo las natillas.




El precio para la cantidad de comida que nos sirvieron es más que razonable, no fue superó los 20 euros por persona. Y aunque todos los que fuimos somos de ben comer, no pudimos terminarnos todos los garbanzos. 


Después de semejante manjar os recomiendo que deis un paseo por la zona, no sólo por Potes (que tiene rincones verdaderamente bonitos) sino por los demás pueblos que forman Liébana.
Siendo nada, pero nada objetiva os recomiendo BEJES, si os acercáis hasta allí…no os podréis ir, lo digo por experiencia.  

Bejes


¡Esto ha sido todo por hoy Aventureros! Si necesitáis más información o tenéis alguna consulta, no dudéis en poneros en contacto conmigo, bien a través de aventuras.singluten@gmail.com, o bien, por las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram).

Si queréis ser los primeros en leer todos los posts o no os queréis perder nada,  suscribiros a "Aventuras Sin Gluten".

Hasta pronto,

SUSANA


martes, 17 de mayo de 2016

¡Hoy nace AVENTURAS SIN GLUTEN!

¡Hola aventureros! 

No veía el momento de que por fin “Aventuras Sin Gluten” cobrara vida y poder inaugurar este blog con el primer post. ¡Estoy emocionada! 

Aunque lo primero es presentarme, me llamo Susana y me diagnosticaron la celiaquía hace tres años. 

Ser celiaca me pilló por sorpresa, como a casi todos. Al principio, como es normal, se me hizo un poco cuesta arriba, porque no sabía exactamente en qué consistía ser celiaco y cómo gestionarlo tanto dentro como fuera de casa. Pero gracias a la información tan útil que facilitan otros celiacos como: GlutenFreeParaPrincipiantes, Celiaca Inquieta, Rincón SingluCeliaca por sorpresa o Momentos Sin Gluten...  (os recomiendo que si no los conocéis empecéis a seguirles, porque siempre son una gran ayuda) y páginas tan imprescindibles como Viajar Sin Gluten,  Celicidad o Celiaquitos junto con grandes dosis de paciencia, me fui acostumbrado a una vida sin gluten. 
Y así, poco a poco, empecé mirar con otros ojos y apreciar los productos (cada vez más) que podemos consumir y volví a salir a comer sin el miedo y la angustia y por supuesto seguí viajando. 

Éste, es uno de los motivos que hoy me empujan a dar vida a este blog. Creo firmemente que ser celiaco no debe suponer jamás una limitación añadida por nuestra parte, que no debemos condicionarnos a la hora de viajar, comer, ni vivir; porque muchas veces descubrimos lugares, productos o personas que si no hubiera sido por la celiaquía quizá jamás se hubiesen cruzado con nosotros. 

Durante estos tres años he aprendido, muchas veces gracias a los errores, a ser celiaca, y es algo que aún, a día de hoy sigo perfeccionando, porque siempre hay cosas o lugares nuevos que descubrir y de los que aprender. 

De todo esto, surge “Aventuras sin gluten”, un blog que nace como forma de devolver toda la ayuda que yo recibí cuando estaba perdida y llena de dudas. Un blog a través del cual espero y deseo que sea una vía de aprendizaje, una puesta en común de experiencias, pero sobre todo un lugar para poder pasar un buen rato. Cada martes publicaré un post, cuyo contenido irá variando; en ocasiones será sobre restaurantes, viajes, recetas (siempre buscando que sean lo más fáciles y económicas posible, sin nunca dejar de estar buenísimas), así como cualquier otra cosa os pueda interesar. 
¡Esto ha sido todo por hoy Aventureros! Si necesitáis más información o tenéis alguna consulta, no dudéis en poneros en contacto conmigo, bien a través de aventuras.singluten@gmail.com, o bien, por las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram).

Si queréis ser los primeros en leer todos los posts o no os queréis perder nada,  suscribiros a "Aventuras Sin Gluten".

Hasta pronto,

SUSANA